...

Gestos de Misericordia

 IMG_8030En este año 2016 el Santo Padre nos invitó a todos a trabajar por la misericordia, a través de un Jubileo, que consiste en la vivencia de una experiencia espiritual especial durante todo un año y que a través un perdón general, una indulgencia abierta a todos, trae consigo la posibilidad de renovar la relación con Dios y con el prójimo. De este modo, el “Año Santo” es siempre una oportunidad para profundizar la fe y vivir con un compromiso renovado el testimonio cristiano. Con el Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco pone al centro de la atención el Dios misericordioso que invita a todos a volver hacia Él. El encuentro con Él inspira la virtud de la misericordia.

La misericordia alude a la capacidad de sentir y compadecerse con las fragilidades y miserias ajenas; pero no basta sentir, hay que actuar. En una sociedad donde se percibe demasiado a menudo el egocentrismo y el egoísmo como camino para salir adelante, la llamada a abrirse a los otros es revolucionaria. Si el amor ha de ponerse más en las obras que en las palabras. ¿Cómo entender hoy las necesidades que en distintos contextos son diferentes? Las obras de misericordia que son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades, nos invitan a reflexionar ¿A quién hay que alimentar, acoger, o vestir? ¿A qué enfermos hay que atender?

IMG_8044

Estas cuestiones tienen que ver con la misericordia, con el encuentro, con la debilidad que se vuelve fortaleza, con tantas cosas. El reto viene al descubrir con esta celebración que nos toca convertir las palabras en obras, obras que hagan vida y carne esas palabras. De otro modo, nos quedaríamos a mitad de camino. Queremos ser claros, de esto se trata el evangelio, no de recitar y proponer ideas fabulosas que luego no se pueden llevar a la práctica; sino de poner el amor en marcha, convertirlo en caricia, en consejo, en acogida, en comida y bebida compartida, consuelo, enseñanza, oración y tantas otras cosas.

La misericordia no es un eslogan más, es el corazón del evangelio. Es la mejor síntesis de las enseñanzas de Jesús. Es lo que mostró a todos aquellos que se cruzaron en su camino. Misericordia que era acogida para los excluidos, los leprosos, las mujeres marcadas, los recaudadores de impuestos, todos los señalados por el dedo acusador de quienes se consideraban puros.

IMG_8138

Que como servidores públicos se fomente desde la misericordia una convivencia mucho más pacífica, que en ella podamos apostar con más fuerza, por la palabra amable, el gesto cordial y la mirada acogedora, el servicio honesto, que estos gestos sean el camino para construir una sociedad llena de vida y misericordia.

Por: Esteban Cadavid

Coordinación de Proyectos y Planeación Estratégica

 

Facebook
LinkedIn
WhatsApp
Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.